Milanesas diferentes, ideas

Ideas para hacer Milanesas Diferentes

Olvídate de las recetas de siempre y prepara estas propuestas para hacer milanesas diferentes.

Hacer Milanesas diferentes no tiene por qué ser un trastorno, ni dejar tu presupuesto fuera de borda. Sólo bastará con combinar ingredientes de manera original, usando lo que tienes en el refrigerador o en las alacenas, para que tus milanesas de siempre sean un platillo de lujo.

Aquí te proponemos 8 recetas de milanesas sabrosas, fáciles y prácticas.

Receta básica para preparar las mejores milanesas

En primer lugar la carne debe ser fresca, de primera calidad, un corte magro y poco fibroso, como nalga, lomo u otro similar. Corta tajadas anchas y más bien delgadas, de ½ a ¾ de centímetro de espesor, no más.

Sala y agrega pimienta al gusto, y deja reposar mientras preparas el rebozo (la cobertura).

En un plato hondo y amplio, bate uno o más huevos enteros, frescos y a temperatura de ambiente. Sólo necesitas romper la liga, logrando un fluido uniforme. Agrega al huevo sal, pimienta, perejil fresco o seco molido, y las hierbas que prefieras incorporar.

En otro plato profundo, coloca suficiente cantidad de pan seco molido o mezcla para rebozo (suele tener pan molido y fécula de maíz entre sus ingredientes). Si quieres, agrega al pan molido un poco de queso seco rallado, o hierbas (si no las agregaste al huevo) para hacer milanesas saborizadas.


Sumerge la carne en el huevo, para que se unte muy bien. Levanta de a una, deja escurrir el excedente de huevo batido, y posa sobre el pan rallado. Coloca más rebozo seco por encima y presiona muy bien, por ambos lados y por los bordes, para cubrir toda la carne. Apila las milanesas hasta el momento de cocinar, dejando que se integren los sabores.

Añade suficiente aceite limpio en una sartén espaciosa y calienta. Cuando notes que se forman ondas en el aceite (prueba dejando caer una miguilla de pan, debería burbujear) coloca las milanesas que quepan en la sartén, sin arrojarlas para no salpicar aceite.

Cuando se doren del lado inferior, dales la vuelta (unos 3 a 4 minutos de cada lado, o más; si se doran en menos tiempo, el aceite está demasiado caliente y no se cocinarán del todo). Retira hacia un papel absorbente, y coloca en una bandeja para horno humectada con aceite en aerosol, para hacer milanesas originales con las siguientes alternativas.

3 Recetas de milanesas con vegetales

1. Prueba agregando, por sobre cada milanesa de la fuente, una porción de cebolla picada y rehogada en mantequilla, con sal y pimienta. Espolvorea por encima con un poco de queso rallado y orégano, o la hierba seca que prefieras. Hornea hasta que el queso se derrita bien.

2. Coloca sobre la milanesa rodajas delgadas y sin piel de tomate fresco, hojas de albahaca, y queso cremoso por encima. Culmina con hojas de rúcula en forma de flor cuando las retires del horno.

3. Añade una porción de salteado de espinaca en mantequilla sobre cada milanesa, un poco de crema fresca por encima, queso gruyere rallado, y rebanadas de setas o champiñones frescos.

Milanesas diferentes con quesos y embutidos

A la clásica milanesa a la napolitana (con salsa de tomate, jamón cocido y queso), dale un toque diferente con queso mozzarella, queso cheddar o también queso azul. Lograrás una “napolitana” mucho más especial.Coloca queso mozzarella sobre la milanesa, fetas de jamón de ciervo ahumado, fetas de blanco de pavita, y tomates confitados por encima.

3 ideas para hacer milanesas diferentes

Haz una auténtica milanesa “americana”colocando cebolla caramelizada, lonjas de tocino crocante y dorado, y casca un huevo por sobre cada una, justo antes de llevar al horno.Otra opción de milanesas con tocino: Coloca crema un poco batida (para que tome consistencia), láminas de queso (gruyere o el que prefieras), lonjas de tocineta y cebolleta de verdeo picada por encima.Mezcla un poco de crema de leche con salsa de mostaza, sal, pimienta y unas gotas de vinagre balsámico, y vierte por encima de las milanesas, procurando que no se derrame. Agrega láminas de queso de pasta dura por encima, y lleva al horno para calentar la salsa.

¡Prueba estas recetas, y también las tuyas con alternativas originales mezclando los ingredientes que encuentres en el refrigerador, para hacer milanesas diferentes con tu propio sello!



Preferidas por grandes y chicos, les facilitamos los tips para hacer  la milanesa perfecta. Siga estos consejos:
1. La carne
Elija bien los cortes: peceto, bola de lomo, nalga y cuadrada son los más aptos. Son tiernos y tienen menor proporción de nervios y tejido conectivo molestos al masticar.
¿Le tocó carne muy dura o despareja? Golpéela un poco con una maza para abrir el tejido y uniformarlo, así la cocción será más pareja.
2. La regla del tamaño
La regla es muy obvia pero no siempre se cumple: la milanesa tiene que entrar entera en la sartén, para una cocción pareja.
De lo contrario, está condenada al fracaso. Los chef recomiendan que la carne tenga unos 6 mm de espesor, para que la relación carne-pan sea a favor de la carne.
3. La marinada
Para 8 milanesas, calcule 2 huevos batidos con 1 cucharada de perejil fresco picado, 1 diente de ajo picado, unas gotitas de limón o vinagre para tiernizar la carne, sal, pimienta.
Para darle un plus, sume dos cucharadas de queso rallado y una de mostaza. Deje descansar la carne con la mezcla en la heladera durante media hora.
4. El dilema del pan rallado
El rebozador que se consigue en el supermercado está bien para salir del apuro, pero si quiere unas milanesas de película, use pan rallado de panadería., quedan crocantes pero no resecas, y su sabor es más rico.
Cuanto más finito, más fácil se pega a la carne. Para variar, puede usar avena procesada bien finita, en lugar del pan rallado.
5. Para los que las quieren gorditas
¿Le gustan las milanesas con una capa generosa de rebozado? Pase las milanesas marinadas por harina y después por pan rallado. Si no quiere ensuciar otro bowl, pásalas dos veces por huevo y pan rallado.
6. Cuestión de temperatura
Para que las milanesas no queden grasosas ni se le quemen enseguida, el aceite debe estar a 180ºC.
¿Cómo saber cuándo está listo para usar? Tire un pedacito de pan en el aceite caliente. Si sube rápidamente y se tuesta en unos 30 segundos, ya puede freír.
7. Aceite: ni mucho ni poco
No hace falta freír en un litro de aceite para una cocción pareja. Basta con que, una vez en la sartén, el líquido tenga alcance el grosor de la milanesa, sin que la cubra, para cocinarla vuelta y vuelta.
Conviene retirar los pedacitos de pan rallado que quedan en la sartén, para que no se quemen y contaminen su sabor.
8. El reciclaje perfecto
¿Le salieron muy secas? No hay problema. Prepare un poco de salsa de tomate, corte unas rodajas de queso fresco y de tomate, distribuya todo, en ese orden, sobre las milanesas.
Caliéntelas unos minutos en el horno, hasta que el queso se derrita, y termine con un poco de orégano, antes de servir. Listo: tenés unas buenas milanesas a la napolitana.
9. Para anti frituras
Los que no comen nada frito, porque no quiren que la cocina se llene de olor o porque prefieren evitar grandes cantidades de aceite, también pueden hacer ricas milanesas. Basta con aceitar una placa, distribuir las milanesas y cocinarlas en un horno a 180ºC durante 12 minutos.
Los perfeccionistas aconsejan taparlas con papel manteca mojado del tamaño de la placa, para mantener la humedad y evitar los bordes resecos.


Los invitamos a que se sumen a nuestras cuentas
en las redes sociales.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s