Tarta de galletas y mousse de chocolate

Para aquellos que no tienen tiempo, o simplemente les gustan las cosas sencillas, hoy traemos la receta de una tarta de fácil y rápida elaboración. Es un postre ideal para hacer con niños que, sin duda, disfrutarán ayudándoos a montar las capas de galleta y chocolate de esta tarta.

  • Azúcar – 150 gramos
  • Mantequilla – 60 gramos
  • Chocolate negro – 200 gramos
  • Nata para montar – 300 gramos
  • Galletas tipo maría – 400 gramos
  • Leche – 300 ml
  • Café – 4 cucharadas
  • Coco rallado – Opcional

En un cuenco grande, y con la ayuda de una batidora eléctrica, montamos la nata. Una vez montada, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se haya integrado en la nata. Introducimos el cuenco en la nevera durante media hora.

Luego con  un cazo grande y lo llenamos de agua hasta la mitad. En un cazo pequeño, o un recipiente que admita ser calentado, ponemos el chocolate y la mantequilla. Metemos el cazo pequeño dentro del grande, y calentamos, a fuego lento, y removiendo, hasta que el chocolate y la mantequilla se derritan. Una vez tenemos la mezcla derretida, se retira del fuego y dejamos templar, pero sin dejar enfriar completamente para que no se endurezca.

Una vez el chocolate está templado, sacamos la nata de la nevera y la mezclamos con el chocolate. Para mezclar, llevaremos a cabo movimientos envolventes hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa.  Volvemos a meter en la nevera durante 30 minutos.

En un cazo pequeño, mezclamos la leche y el café y calentamos ligeramente. Con que la mezcla alcance una temperatura de unos 40º es suficiente. Vertemos la mezcla en un plato hondo. Echamos unas pocas galletas en el plato y las dejamos unos segundos hasta que absorban un poco del preparado de leche y café.

En una fuente pequeña (nosotros hemos usado una fuente rectangular de 22 x 14 x 7 centímetros), iniciamos el montaje de la tarta, colocando una primera capa de galletas. Proseguimos con una capa de mousse. Repetimos el proceso; vamos alternando capas de galleta con capas de mousse, hasta llegar casi al borde de la fuente.  Salen 3-4 capas de cada una.

Para terminar, espolvoreamos coco rallado por encima, tapamos la fuente con film de cocina y metemos en la nevera.

Dejaremos reposar durante, al menos, 24 horas. Si la dejamos reposar durante 48 horas el sabor será aún mejor.


Las varillas, y la nata para montar, deben estar bien frías antes de su uso.

La leche en la que bañaremos las galletas debe estar templada, no caliente, para que las galletas se humedezcan pero no se deshagan.




Los invitamos a que se sumen a nuestras cuentas

en las redes sociales.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s