Cheesecake sabroso!

Historia:

La historia de esta tarta nos lleva a New York, dicen que allí se hace la mejor Cheesecake del mundo. Cuando vaya allí espero poder comprobarlo, mientras tanto yo he cocinado esta receta adaptándola a los ingredientes con los que trabajo y que me hacen conseguir sabores diferentes, por eso digo que es mi versión.

Habrá dos opciones una para los paises que puedan conseguir cuajada en polvo y otra para los que no. Hay alguna diferencia de sabor pero… mejor eso que nada jejeje.

Ingredientes para un molde de 28 cms:
Galletas mana o similat, 400 gr.
Manteca, 125 gr.
Nueces en limpio, 125 gr.
Huevos medianos, 6 unidades.
Queso crema 750 gr. de queso crema (tipo philadelphia)
Nata líquida, 500 ml. En América se llama crema, o media crema, o crema doble, o heavy cream.
Cuajada en polvo 2 sobres, en América utilizar 250 gr de yogur natural del tipo griego cremoso.
Harina comun 125 gr.
Azúcar normal, 250 gr.
Confitura de frutos rojos para ponerle por encima.

Cheesecake, preparación:
La preparación de esta tarta es un poco laboriosa pero nada que la paciencia no arregle. Lo primero es poner el horno con el fuego arriba y abajo a pre calentar a 180º, a continuación nos disponemos a moler la galleta junto con las nueces para conseguir la pasta que nos sirve de base. He utilizado el complemento picador de la batidora manual, si no lo tienes tendrás que utilizar el mortero y hacerlo polvo, lo mas que puedas. Antes habremos fundido la manteca en el microondas, es mas cómodo y rápido. Le añadimos la galleta molida y mezclamos lo mejor posible, admite más manteca pero he querido quitarle alguna caloría, la cantidad idónea serían 50 gramos más.

La ponemos en el fondo del molde y con mucho cuidado vamos extendiendo con los dedos de tal manera que en los bordes la vamos empujando hacia arriba hasta hacer una especie de molde en el que pondremos la masa líquida.

Una vez completado este paso nos disponemos a preparar la parte líquida, Batimos los huevos con el azúcar hasta ver como emulsionan y se nota como espesa y aumenta un poco de tamaño. Lo siguiente es ponerle la nata líquida poco a poco y mezclar bien durante un par de minutos para que se no se quede muy líquido.

El siguiente paso ya es añadirle el queso y finalmente la harina con la cuajada en polvo, en el caso de no disponer de la cuajada, el yogur lo añadiremos al mismo tiempo que el queso, esta es la única diferencia.

Cuando esté todo bien batido solo nos queda ponerlo en el molde y meterlo inmediatamente al horno ya que así empieza a cuajar de inmediato, aunque pongo pre calentar a 180º me gusta ponerlo un poco más y bajarlo al meter el molde con el preparado.

Como se puede ver en las fotos, dentro del horno aumenta mucho de tamaño, cuando se raja como se ve en la primera foto es una muy buena pista para darla por hecha. Esta tarta termina de cuajarse al enfriar por lo que cuando la pinchéis os puede salir húmeda la aguja, aunque nunca manchada. Como podéis ver al enfriarse, el tamaño disminuye y debéis respetar el que se enfríe bien para que termine de cuajar en la nevera, lo ideal es hacerla de un día para otro… Solo falta ponerle la mermelada por encima y a disfrutarla…



Los invitamos a que se sumen a nuestras cuentas

en las redes sociales:



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s